Palabras que salen de los libros – EAP

La elegancia del artivismo

Más de uno recordará los sucesos de hace poco más de cien días en la conocida Escuela Adolfo Prieto, yo mismo inauguré este espacio virtual con una reseñoide respecto a lo mismo, que pueden leer aquí. La escuela está viva, a una centena de días, está viva y a sus afueras una lona expone el calendario demostrando la cantidad de eventos culturales programados en dicho recinto.

Los transeúntes neoleonenses, se dirigen de la Avenida Francisco I. Madero, en donde del otro lado del río de asfalto, una tienda de autoservicio les ayudará a mitigar la sed propiciada por el calor regiomontano, obligatoriamente cruzan frente al Gigante amarello, frente a la Adolfo y curiosos miran de paso los interiores del espacio, ven la lona-calendario.

Quién diría que hace algunos meses ese mismo suelo estaba repleto de bailarines, pintores, malabaristas, poetas y músicos. La gente no se detiene, pero de un tiempo a acá, la postal de la EAP posee un elemento extra en el paisaje: una enorme rueda de la fortuna con el logotipo de una marca de refresco se alcanza a percibir a lo lejos. Palabras más, palabras menos, un personaje, ubicado y conocido por estarse movilizando durante las protestas a inicios de año, comenzó a rolar un evento vía Facebook.

1607007_234722876717167_4856914705983020700_n

Palabras que salen de los libros, inició junto a la cuarta semana de abril, trayendo para el público en general, alternativas, mecanismos y formas de adentrarse a la lectura. Para dicha misión, Bruno Javier Ruelas, el personaje que mencioné antes, convocó a poetas a exponer su obra.

 

Día del libro y los derechos de autor

Para culminar la semana de actividades, y con motivo del día internacional del libro, que se celebró el miércoles 23, es decir, tres días antes, se buscó elaborar una miniferia del libro independiente con cuatro stands de conocidas editoriales que rayan en la iniciativa editorial privada. Sobre el día del libro puedo resumir lo que muchos ya saben; un 23 de abril dicen, murieron Shakespeare, Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega. Claro que la precisión de fecha es ambigua y fue modificada para que se viese romántico el día 23 como día del libro en conmemoración de estos tres gigantes. (Por supuesto, Cervantes falleció un 22 y Shakespeare un 23 de abril del calendario juliano, que sería en nuestro gregoriano docemediero, el día 3 de mayo)

En fin, palabras más, palabras menos, ese sábado fue electo como la cúspide, como para celebrar a nuestro buen amigo de papel.

 

Fotogaleditoriales independientes presentes:

Estuvieron presentes editoriales como An.alfa.beta, con Carlos Lejaím, Sara Luz y Alejandro Vázquez,

1608793_10151965615566261_692251451_n

mis amigos de La Regia Cartonera, Nérvinson y Laura,

10299437_10151965636106261_63973061_n

el buen Calles con Alabastro y Resortera (esta foto se la robé a Olga Carrizáles)

10151889_10151992734942303_2470030194378660918_n

el inconfundible Israel Landeros con Los Hedonistas cansados,

10327301_10151965638141261_369482738_n

los poetas Jehú Coronado e Iveth Luna con Luego Luego (También ésta, Olga)

10155320_10151992734612303_4272989878981520311_n

También estuvieron  por ahí repartidos varios ejemplares del número 2 de Kátharsis XXI
10311992_10151965616386261_1245079543_n

El open-mic

De forma intermitente, el evento mantuvo su dinámica de tres lectores, luego algún expositor, y de esa manera hasta agotar a los poetas et narradores. Para mí fue un placer encontrarme con rostros amigos, con colegas de parrandas, todos compartiendo su obra, sus distintos géneros y estilos, la diversidad de esta libertad poética; siempre es un placer encontrarme en lecturas con los buenos colegas, porque aunque el evento no estuvo tan poblado, primordial observación del mismo, el ambiente bochornoso de un Monterrey hirviendo, propició la intimidad, el diálogo con eco de nuestros textos entre nosotros, colegas contemporáneos, colegas coexistiendo en un Monterrey de sequía.

Ahora bien, retomando esta observación, el por qué casi no asistió gente; pudiésemos culpar a la difusión y propaganda deficiente, pudiésemos inferir en que no basta con que aparezca en la Agenda Cultural de CONARTE para que el evento tenga garantía de asistentes, tampoco bastan los “asistiré”. El clima pudo haber influido, el hecho de que fuese el último sábado de vacaciones, podríamos darle vuelta al asunto pero la premisa es seria, uno aprende a valorar el tiempo, la palabra de sus compañeros, de lo que tenemos que decirnos entre nosotros. El trabajo de Bruno es aplaudible, aún en estas tierras inhóspitas, aún con la presión de “La institución”, el seguir entregando espacios donde haya arte, donde se busque perpetuarlo, presentarlo, arrojarlo al diálogo, es una tarea que no es nada fácil. Se agradece también la colaboración de Tatiana Salmon y Jesús de la Garza, esos tres muchachos tan llenos de vivacidad, tan llenos de ideas, en fin, de palabras que salen de los libros.

 

10274119_235667716622683_1673770184587789788_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s