North-slang: Regio-nalismos

Da igual… is the north

En alguna ocasión hablé sobre dos ejemplos comunes de variación dialectal entre dos ciudades que pese a estar en lo que corresponde la zona norte del país distan en un sinnúmero de características y son hermanadas, pese a sus diferencias, con algunos otros elementos identitarios. Hablo nada más y nada menos que de Ciudad Juárez, mi lugar de origen y de la zona metropolitana de Monterrey, mi actual lugar de residencia.

Los dos ejemplos de los que hablé fueron el caso de los duritos: fritura de maíz a la que usualmente se le añade frijol molido, cueritos-chilindrina1cueritos curtidos, repollo, aguacate y decenas de combinaciones de salsas. A este antojito en la frontera norte de Ciudad Juárez se le conoce como chilindrina quizás por la combinación de colores que nos recuerda a la vestimenta de el personaje del programa “El Chavo del 8”. En México, se le pudiera encontrar con diversos nombres, como chicharrón, chicharrín, duro, fritanga, cuadrito, etcétera.

El otro ejemplo fue el de los bolis, aquel tubo de plástico rellenado con agua de sabor y puesto a congelar, común en neverías y paleterías en cualquier punto de este belicoso y extremoso norte. Bolloszabalitos (sabalitos) son las maneras en que se le habla, tengo entendido, en el noreste. Otra diferencia que comenté fue la de fólder- carpeta- legajo.1269632593_70206584_1-fotos-de-bolis-de-leche-y-agua

Algunas diferenciaciones de dichas esferas culturales como lo son el noreste, la frontera norte, las Californias, radican en la forma de hablar; aunque cada localidad a lo largo de Baja California norte o sur, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León o Tamaulipas, posea sus propios modismos, en los estados enunciados podemos encontrar elementos en común, que, fuese de donde fuese, habla de un acento “norteño”. Mientras Chihuahua y Sonora comparten elementos de los pueblos indígenas que se ven reflejados en sus topónimos, Nuevo León es un cambalache multicultural, en donde sus topónimos de mucho hablan del antecedente judío converso.

El atributo soda, para referirse a lo que, quizás en otros puntos del país, es un refresco o bebida carbonatada, pudiera ser un común denominador del término, sobretodo en zonas fronterizas. La sustitución de aventón por raid (de ride) aunque es claramente un ejemplo de anglicismo, también pudiera permearse como un elemento adoptado sobretodo en estos puntos del norte. Ejemplos sobrarían, como parquero, troca, u-es-bí (USB), que comienzan a gestarse dentro de la conformación del habla en sitios específicos.

***

Monterrey news

“Sobres camarada pos jálate pa´l depo, vámonos por cheve fría 
y pasamos por los hielos, pasamos por el disco de Ramón y su acordeón 
y después a mi cantón pa´ sacar un billetón.”

Noreste Caliente – A band of Bitches 

Dentro del habla de Monterrey luego de tres años de vivir acá he aprendido a dominar el uso de ciertos modismos y frases coloquiales dentro de la jerga moderna. El acento regio en gran medida caricaturizado como una manera de hablar golpeada, bravera, imponente, llamativa, se convierte en el arquetipo del acento norteño. Basta con mirar por ejemplo la película “Cuando lloran los valientes (1946)” en donde aquel famoso sinaloense de apellido Infante, hace (o pretende hacer) un portrait del más que regiomontano, más que el norteño, del mexicano.

Algunas de las frases y coloquialismos que más me han llamado la atención son por ejemplo el “¿Qué fue?” como sinónimo de “¿qué sucedió/pasó?”. Esa sustitución del -haber sido- por -haber sido/pasado- no deja de intrigarme, lo que orilla a cualquier persona que no esté familiarizada con la frase a responder, perdido: “¿qué fue qué?”.

Otra de las frases en mi opinión,muy propia de estos rumbos es el famoso “¡ah que no! (en ocasiones, escrito como “a que no”)” regio, que pudiéramos sustituir por un “¡no es cierto!” más íntimo, más entre amigos. La negación, la reivindicación, la reestructuración de la verdad.

Uno de mis favoritos es el modo de llamarle a las y los abuelos en el área de Monterrey: de cariño, con una ternura, muchos de mis conocidos se refieren a los padres de sus padres como güelitos. “Voy con güelita, “Ayer visité a güelito“, etc. Cosa similar, que al menos yo identifico es la manera de sustraer el “mi” de pertenencia al momento de referirse a los padres. Por ejemplo: “Papá va a ir a recogerme.” “Estoy enojado con mamá. ” “A papá no le gusta para nada eso.” Sé que al menos esta última característica no es extraña o quizás no parezca extraña en el norte, sin embargo, para mí, dentro de mi cronolecto me es propio incluir el “mi”, omitirlo me suena extraño, por ejemplo, imagínense referirse sin el adjetivo posesivo a alguien como tu jefe de trabajo o a algún maestro:

  1. -Jefe me quiere temprano en la oficina.
  2. -Maestra es bien estricta.

Sí, suena curioso, más no mal.

Un elemento imprescindible en el habla norteña es el famoso “compa” que se escucha desde Rosarito Beach hasta Matamoros Tamps. Quizás proveniente de compadre, quizás proveniente de compañero, este coloquialismo, equivalente por ejemplo a vato, amigo, colega, camarada que igual, suelen utilizarse en el norte sustituyendo en ocasiones a los amigos y quizás, también para referirse a completos extraños.

La expresión nembre cuya cantidad de variantes escritas es abundante en redes sociales (nehembre, nombre, nehembre, nembe, nembené, nihombre, nahambre, nohombre, etc.) pudiera sustituirse por el “para nada”, “no es cierto”, “qué mala onda”, “no sucedió”, es decir, esta expresión es polisémica y sin embargo, un atributo muy reconocible en esta área conurbada.

Otra expresión, muy propia de estos rumbos y que me tocó escuchar por primera vez acá es la de “¿quién te pegó?”, leída con el acento regio. Su connotación es más complicada, algunos la utilizan para subrayar los atributos o logros de otra persona, otros para lo contrario, ridiculizar o evidenciar a alguien presuntuoso.

La expresión chiflado, como sinónimo de volado, chiveado, apenado, avergonzado, enamorado, y no como sinónimo de loco como podría interpretarse en otros puntos de la república, también es un aspecto común en el habla regiomontana. Similar al término anterior, está presente el “huercos”, que tengo entendido, prolifera en los estados del noreste (Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) y que es sinónimo de niños, chamacos, plebes, chavos, morros, chilpayates, etc.

El zas norestense, a diferencia de significarse “Está bien”- “trato hecho”- “Conste”, como en algunas partes del centro y Bajío se acostumbra, en esta zona norteña podría equivaler al “Chale”, es decir, esa expresión que se lanza contra algún hecho complicado, algún imprevisto.

  • -Ando bien triste, compa.
  • -¿Por qué?
  • -Me dejó mi novia, y se llevó mi carro.
  • -¡Zas!

Otra característica muy propia del dialecto norteño es el “bien” como sinónimo de muy: estoy bien cansado, esa película está bien chafa. Tu comentario está bien mal. Eres bien buena onda. Eres bien mala onda. Ando bien crudo.

Hay dos expresiones regias que me sería complicadísimo rescatar escritas, una es el caso del “É-e / Eh-é / Uh-ú” como sinónimo del Ajá- así es- sí.

La otra, el comúnmente escrito en redes sociales “Deeeee / Deaaaaa/ dddddddd” que humoriza, satiriza o pone en tela de juicio alguna verdad, también aclama alguna exageración, generalmente tiene trasfondo lúdico-cómico, esta expresión pudiera, y sólo pudiera compararse algunas veces con el chihuahuense “ay ay”.

Otra de las máximas coloquiales de Monterrey es el famoso al chile como sinónimo de “en serio”.

  • Es al chile que voy a pasar la materia.

Finalmente el polisémico te la bañas, al cual no me puedo enfrentar, explicarlo alargaría este artículo más de lo que ya está; grosso modo, puede significar Te pasas, te pasaste. Que por cierto, arroja otra expresión similar: te la volaste.

Mi Pachuquito de oro

Mi Pachuquito de oro

A border ballad

Seré más breve con los aspectos del slang fronterizo. Le comentaba a una excelente amiga y compañera de Guanajuato, a quién le he impartido una cátedra de norteño fluido ( me refiero nada más y nada menos que a mi estimada Lubidulia, álias la Lucerito), que Juárez no es el arquetipo del chihuahuense, a decir verdad, está muy distante a la capital, a poco más de cuatro horas de recorrido en carretera y, aunque en muchos aspectos, Cd. Juárez y Chihuahua poseen elementos similares en la identidad, también distan en muchas situaciones y características.

Comparten, por ejemplo el uso de la “Sh” y esto muy rara vez, me ha tocado presenciar a personas en la frontera (generalmente hijos de primeras generaciones en Juárez) que no tienen esta distinción en su habla.

Como palabrillas del habla juarense, destaco por ejemplo perilla, que se refiere a alguien molesto, alguien incompetente, alguna persona oportunista.

Un aspecto que siempre les explico a mis colegas de Monterrey, es el hecho de que en el habla coloquial juarense, el término chido se trasmite en su forma femenina, independientemente de que el referente esté en masculino o neutro. Por ejemplo:

Está bien chida tu carro/ Mi papá es bien chida/ Están chidotas tus poemas.

La explicación a esto, quizás radica en un presupuesto de persona-cosa chida, que modifica el género del adjetivo.

Quinquis es una expresión que podemos sustituir por “Aguántame/Espérame/Permíteme un momento”.

Wachar (güachar) es un verbo anglicista que se deriva del watch (observar) y que significa básicamente eso.

Fanear es otro verbo de más dudosa procedencia, desconozco si tiene relación con fan de abanico, pero su connotación se puede referir a quedar mal, fallarle a alguien.

El cáele como imperativo presente es ambivalente, puede significar tanto irse como venir.

-Cáele a mi chante. En Monterrey, “ya le caigo” significa: ya me voy.

Piñera (o) significa mentiroso, así, pues, decir piñas es decir mentiras.

Morralla son monedas, es el cambio, o como se le conoce en Monterrey, la feria.

El Chuco se refiere al Paso, Texas.

Cuzco (a): coqueto (a), tirarrollo, pretencioso, mujeriego/hombreriega (?).

Funda, citando a mi colega Kevin, un crack de la jerga norteña, significa que eres cobarde, oportunista, mentiroso (claro que mi colega lo dijo como “que eres bien culo o marica”).

Ruta / Rutera: Autobús de pasajeros, camión.

Chante, cantón, chan como sinónimo de casa, vivienda.

“Arres” es una expresión más propia del norte, algunas personas foráneas no la entienden o pueden comprenderla como ofensiva. Lunita, por ejemplo, una muchacha queretana a quien aprecio mucho, en su momento lo recibió como una grosería de mi parte cuando en realidad yo incitaba a lo que comúnmente denota la expresión, es decir: Vamos, vayamos, hagámoslo, logrémoslo, sí podemos.

***

Vuelta de página

Tengo entendido, pero no conozco bien el proceso, que acá, varias de mis profesoras, como lo son la Mtra. Tzitel Pérez Aguirre y la Dra. María Eugenia Flores, están llevando a cabo un análisis del habla de Monterrey, investigaré y checaré más al respecto.

En Ciudad Juárez, he leído algunos artículos del profesor Cutberto Arzate que desarrolla varios análisis del habla coloquial en la frontera, sobre todo el de esos sociolectos característicos de sectores populares o marginales. Habría que ver diferencias, entonces, del habla sampetrina que del habla nicolaíta en el caso de Monterrey.

¿Y tú, qué coloquialismos detectas, siendo de Cd. Juárez o de Monterrey y, qué modismos, regionalismos o slangs pudieran ser característicos del norte?

Eso es todo por hoy, sobres pues, ahí nos wachamos.

Anuncios

2 comments

  1. Excelente artículo Mika, otro ejemplo que se me viene a la mente es la de ‘coras’ o ‘pesetas’, las monedas americanas de 25 centavos muy comunes al menos aquí en Juárez. Saludos y un abrazo carnal! Síguele echando muchas ganas

  2. He visto (al igual que en éste artículo) el término vato con “v” (labiodental) cuando a la hora de expresarla se dice “bato” con “V” (labial)
    Desconozco el origen del término pero sé perfectamente lo que significa.y considero que vato se debe escribir bato. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s