La palabra hablada desde el Cerro de la Silla (a un año del último Slam en Monterrey)

Slam slam slam slam

La historia de lo que conocemos como un Slam de poesía en Monterrey y sus alrededores ha sido un espejismo controlado, un oasis que tardó en gestarse y que hasta inicios de la segunda década de este siglo, se consolidó. La zona metropolitana de Monterrey corresponde a más de ocho municipios hermanados en una sola mancha urbana, en una sola polis. El gigante industrial que es Nuevo León, dentro de su misma condición, acaba por autonombrarse lejano a toda expresión artística, en pocas palabras, la cultura en estos rumbos sigue al margen, pese a las inyecciones de presupuesto e iniciativas independientes de promoción a la cultura.

556141_547432518619082_58362831_n

En cuanto a las intervenciones poéticas, lectura en voz alta y ocupación de espacios para su interpretación, la poesía ha sido desplazada a un grado de invisibilidad, algo que no termina de formar parte del campo semántico regiomontano donde abunda el cabrito, los jerseys rayados o auriazules, el smog de las empresas, enormes tráileres llevando toneladas de metal. Así pues, la poesía vive escondida, esperando, decidida, hasta que alguna persona aleatoria rompe el tiempo y dentro de un vagón de la línea 2, o algún punto de la Macroplaza, toma un libro y recita un verso, no importa cuál.

971153_10200295088768704_263031193_n

Entre el 2001 y el 2005 se organizaron Slams de poesía que pudiéramos pensar, son las primeras emisiones en la ciudad; esporádicos, presentados en bares y cantinas, con el desconocimiento de quiénes resultaron ganadores, estos eventos fueron un espejismo, una iniciativa que no logró cocinarse a grandes rasgos, que fue y que se le conmemora como tal. De la década de los 90´s para atrás, no se encuentra documentado algún evento que coincida con las características de lo que conocemos como un slam, quizás en parte por lo que se enuncia respecto al desarraigo cultural, quizás porque la cultura que pudiésemos referir como undergrown y que engloba a disciplinas como el hip-hop y el grafitti, se mantenía en otros escenarios y en otras formas y de la que, su otra mitad, los poetas iniciados, se hallaba en su propio poecosistema que caricaturizadamente podríamos definir como bares, cantinas y en ellos, ciclos de lectura de poesía. Si el spoken word prolifera en todas las regiones de Estados Unidos, la conexión cultural Nuevo León-Texas no ha logrado establecer un vínculo en lo literario, al menos un vínculo que establezca un diálogo para la intervención poética.

El performance en La Sultana del Norte tiene más historia y trascendencia, pero su relación con la poesía podríamos hallarla nula; las formas de expresión de “performanceros” dista gradualmente de los rasgos que usualmente se encuentran en un slam poético.

9408_10200295011486772_2115894518_n

¿Pero qué sucede cuando el poeta, ajeno a su clase social, dentro de aquella burbuja ideológica, decide romper su paradigma, abandonar los ciclos de lectura que poco o nada mueven fibras en los asistentes? ¿Qué sucede cuando surge algún espacio en donde el poema como tal no es el único elemento a concursar, sino la calidad de la interpretación y el dominio del escenario, la forma en que se lee y cómo se transforma en voz y grito? El creador abandona su espacio de conformidad y, con capilaridad va ascendiendo hasta un punto en el que puede ver toda la ciudad, ese gigante industrializado y en la cúspide de la región, comprender su necesidad por hablar, por hacerse escuchar.

Los slams en Monterrey, puedo decirlo, siguen en pañales, le falta al público, por mucho, entender el concepto y apropiarse de él. Sin embargo de aquella inquietud por ser escuchado y, además, de aquella inquietud porque se integren tanto poetas como raperos, y versificadores como parte de una misma legión de constructores de la palabra, es cuando comienzan a surgir las nuevas formas y los nuevos espacios que tanto se han demandado.

1922302_620165971399131_1492260581_n

Barrio Antiguo como epicentro cultural, ha sido el punto estratégico en donde el colectivo Slam-Poetry Monterrey ha llevado a cabo sus emisiones que ya superan los cinco campeonatos y que han presentado a nuevas propuestas dentro del arte de la palabra. Estadísticamente, dos mujeres y tres hombres se han llevado el primer lugar en sus cinco ediciones, de éstos, cuatro han sido poetas y uno, beatboxer y rapero. Tres han sido oriundos de la Zona Metropolitana de Monterrey y dos, foráneos, aunque no alejados de la zona que conocemos como El Noreste. En cuanto a la asistencia, en estos dos años de slam, se ha visto una creciente alza en el número de participantes y asistentes, asimismo, diversos periódicos y revistas undergrown han comenzado a interesarse por la cobertura del evento. El colectivo, además de las competencias, elabora dos ciclos previos a cada contienda, mismos que son Calle de los combates que consiste en las famosas peleas de gallos entre raperos, el otro ciclo Asaltos poéticos que no es sino intervención poética en cualquier lugar a cualquier hora, asaltos que exigen no dinero, no aplausos ni buyas sino simplemente la atención.

734431_620165794732482_2101840255_n

 Sin más, el triunvirato Slam-Poetry Monterrey, conformado por el beatmaker Aldo Ce, el poeta Juan Manuel Zermeño y un servidor, aún continúa en esa búsqueda por hallar espacios, trepar al cielo y apuntar el reflector a las voces que se encuentran enterradas en la tierra y el metal. Una oportunidad sui generis que, además, abre parteaguas, y debo mencionarlo, tuvo la invitación por parte de los organizadores de la Feria Internacional del Libro Monterrey 2014 a organizar el primer campeonato de Spoken-Word, evento que quizás no traspasó fronteras, ni representó un hito en la historia de los Slams en México, pero que, retumbó en ese instante. Gracias a la curaduría de Paulino Ordoñez, quien recomendó nuestro trabajo en el mismo, pudimos irnos en grande. Este año no hubo invitación, y la noticia es triste, también triste porque nosotros, los tres miembros, gradualmente nos hemos visto inmersos en otros proyectos y obligaciones que han frenado poquito, el colectivo.

1625732_620165578065837_961472103_n

A un año de distancia, Slam-Poetry Monterrey mantiene sus actividades en pausa… tal vez pronto, sin prisa, volvamos con una nueva propuesta, pero por mientras, recontamos, sonreímos, miramos atrás.

313725_593500604012273_490130829_n

Tenían 20 años y estaban bien puños

76339_569193433109657_15768432_n

Asaltando la FFyL

Resumen de actividades de Slam Poetry Monterrey:

  • Slam Poetry edición Monterrey (o el Slam Poetry 1.0) 8 de julio de 2012. Ganadora: Olga Carrizales. Segundo lugar: Míkel F. Deltoya
  • Slammacabro 2.0 +50mil muertos (o el Slam Poetry 2.0) Octubre, 2012. Ganador: Ivamp Viramontes.
  • Slam Poetry 3.0: Sobrevivientes del 2012. 26 de enero de 2013. Ganadora: Denisse Longoria. Segundo lugar: Julio Mejía III
  • Slam poetry 4.0: Monterrey es un Laberinto. 1ro de junio de 2013. Ganador: Jesús de la Garza.
  • Slam poetry 5.0: estragos del Do-re-beat!. 22 de marzo de 2014 – Gargantúa´s. Ganador: Julio Mejía III, segundo lugar: Olga Carrizales.
  • Primer Campeonato de Spoken Word en la FIL Monterrey, 19 de octubre – Arcada Cintermex. Ganador: Julio Mejía III, 2do lugar: Cuauhtémoc Zamudio III.

Slams de exhibición (sin ganador):

  • Slam poetry (Poetry Slam) del 4to encuentro de Creadores del Colectivo Vibración. 14 de diciembre de 2013. Reina de la noche: Bruno Ruelas
  • Slam poetry 5.5: houston tenemos un poema. 24 de mayo de 2014 – en el centro cultural BAM Monterrey.
  • Slam poetry 5.6: la regia ská ská skartonera. 6 de junio de 2014 – Casa del libro UANL.

Otros eventos:

  • La calle de los combates (Freestyle callejero) 23 de enero de 2013.
  • Asaltos poéticos en FFyL.

Material documental:

  • Disco “Antología del Spoken word regiomontano” (Punto Cé Récords) disponible para descarga gratuita aquí:

https://soundcloud.com/slampoetrymonterrey
993025_784381791590819_1245350382_n

Alguna propaganda:
1476582_10151731422361261_570255506_n 560839_566769803352020_1770888095_n10171695_830636536965344_3103491360102734242_n 10439060_842778125751185_2985416231798245224_n 10639428_888917131137284_8818779080717782854_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s