“La última y nos fuimos… ” Lectura de poetas de los 90´s en Monterrey

Texto presentación del evento:

Cuatro años de lecturas y eventos que nos vincularon y consolidaron como una generación literaria, unida no por las similitudes de nuestra pluma, ni los bagajes culturales sino el sentido de pertenencia e identidad que hizo que nos conociéramos y coexistiéramos en esta zona geográfica, unidos también por charlas y bohemia, por rebane redsocialero, unidos por una amistad fuera de serie.

Dentro de los eventos que en un lustro regiomontano han sucedido, tres han sido clave para esta primera fase de los poetas noventeros:
-La creación de Slam-Poetry Monterrey, que fue un espacio en donde muchos de nosotros nos conocimos y aprendimos a convivir.
-La aparición de la antología “Voces emergentes: poesía desde el asfalto” de La Regia Cartonera, en donde, en aquel ayer, muchos de nosotros comenzamos una precoz carrera literaria.
-La refundación de la revista Kátharsis XXI que, en diálogo con los jóvenes de hace unas décadas, generó el espacio editorial en donde muchos de los de nuestra generación, también comenzamos a publicar.

Otro evento que sentó hito fue la lectura “Desierto en la ciudad”, en donde, durante la estancia de Alejandra Retana en Monterrey, se organizó una lectura en donde por primera vez grandes autores consagrados fueron a escuchar la poesía de los jóvenes.

Con múltiples contrastes en nuestras convicciones personales, aún en desacuerdo por una misión en lo colectivo, sin un manifiesto que integre todas nuestras inquietudes, ni un nombre estandarizado que nos agrade a todos, nuestra generación ha mantenido estrecha relación y diálogo con otros autores del estado y el país, en ocasiones dentro del antagonismo, en ocasiones con reciprocidad, además se ha visto influenciada también por otros movimientos contemporáneos y tópicas que en paralelo, suceden para la poesía nacional e internacional. Como grupo no somos los únicos que entrarían en la etiqueta de poetas de los noventa en Monterrey y sus alrededores, habrán más, pero aquí, nosotros, ahora, aquí seguimos… navegando, aquí seguimos.

Poetas de los noventa, aka Los Ávengers del Nuevo Reino de León, aka Lost Poetas, aka Los Noventeens, estamos, seguimos, permanecemos escribiendo, madurando… y en el inter, viviendo la vida.

12313791_10205223247968386_4378791062869814366_n

Pensar la ciudad

El sábado 28 de noviembre fue un día gris,: el chipi chipi se vino encima del cielo regiomontano por cuatro días sin descanso. Los pronósticos no fallaron en una temperatura mínima de 15°. El evento ya había estado agendado desde hacía semanas con el amable Aldo, mero mero del Gargantúa Espacio Cultural. Una lona azul controló la caída de agua en el patio trasero. La cita era a las siete, pero no teníamos sonido, se demoró cosa de cuarenta minutos. Llegaron asistentes de todos los rincones a apoyar la lectura. Un metrónomo de agua cada que las gotitas que aunque pequeñas, se amontonaban cada ciertos minutos y dejaban caer un chubascazo. La lámpara mayor apuntando al escenario, el palco de lectores enfrente, y luego en formación de fila india, las demás mesas. ¿Cómo le haremos para leer? ¿de arriba hacia abajo? va

Conforme al año de nacimiento nos acomodamos: Pedro, Priscila, Jesús, un servidor, luego Jorge, invitado por Bruno, pronto Juan Manuel, luego Merari, Cuauhtémoc, Julio y el cierre con Olga.

Once registros distintos; Pedro, el más joven de la generación, compaginando su profesión en políticas con nuevas propuestas que pronto vinieron a alcanzarnos a los “más rucos”. Priscila, de igual forma explorando los recovecos de la poiesis, menos nerviosa, más contenta. Jesús de la Garza, leyendo además a otro poeta (el único de los lectores que se dio ese lujo); Bruno, la reina de la noche, sémper, invitando a un nuevo lector como diciéndonos que esta generación no excluye, para nada, y pronto leyendo con esa picardía innata; yo leí por primera vez mi Aridoamerican Standoff primer gran premio en cinco años;  sorprendente el caso de Cuauhtémoc que, luego de su participación en Suelo de Cómala, y como subcampeón del 1er Campeonato de Spoken Word, presentó una lectura con singular potencia en las imágenes. También, y no mejor que todos los que leímos, el regreso después de un exilio del medio cultural que tuvo Juan Manuel Zermeño, ahora leyendo tres textos que en dimensión, distaron bastante de sus guiños poéticos hacía tres o dos años. Merari y su voz de sirena, sí, sacrificando tiempo laboral para no faltar esta noche; y en conclusión, Julio Mejía deleitándonos con textos que ya todos conocemos, poemas que forman parte viva de nuestro manifiesto y al final Olga, que también, sorprendió con los avances literarios que ha logrado en estos años de crítica y escritura.

Yo fui el maestro de ceremonia, nos hizo falta un Aldo Castillo que fuera durante Slam Poetry Monterrey el máster, beatmaker interesado en la difusión de la lectura. Entre participantes saqué cartas del corazón: momentos esenciales para la consolidación de nuestra generación, una mención-sacada-del-corazón  previa a cada poeta como antesala a su diálogo escritural. Se hizo mención al apoyo inmarcesible del poeta Nérvinson Machado, se hizo mención de Kátharsis XXI como reivindicación de los poetas de esta década, se habló de Slam Poetry como el escenario de apropiación del terreno performático y del primer Slam que en el 2012, José Eugenio Sánchez permitió en su casa, siendo éste el big bang de nosotros los noventas.

La última y nos íbamos… ¿a dónde? a escribir, qué otra cosa. Esta lectura clausuró cuatro años de eventos literarios, participaciones en Ferias de Libro, en espacios culturales y ciclos de lecturas, el irse es simbólico, la naturaleza de este evento fue la opción y decisión de clausurar este periodo de exploración y rescate de espacios para apropiarnos mil veces del oficio de la escritura. No fue una despedida ni separación, al contrario, fue el simbolismo de un cambio de ciclo y de horizontes. Y ya antes se había dado la formación: este mismo año, Alejandra Retana vino a Monterrey junto al poeta Arturo de Ita y se elaboró la primer lectura con nosotros, éste fue el cierre del diálogo que comenzó en aquel enero de este año, donde hacía más frío.

Sin alarde de nuestro talento, me permitiré mencionar que los que pudieron asistir a esa lectura, asistieron a un hito histórico; quién sabe qué sea de nosotros en diez, veinte, treinta años, pero ese sábado, esa noche, como amigos todos leímos, medimos la cartilla a un oficio y profesión, a un tocar las puertas en la República de las Letras diciendo: estamos listos para el camino que viene.

 

But no crean que somos los únicos, ni que estamos solos…

Hay cientos de creadores coexistiendo en Monterrey ahora, me vienen a la mente poetas como Carlos Blanco, Denise Longoria, como Edgar Castillo, como José Carlos Cortés, me vienen a la mente autores como los de La Paletería, cuyas exploraciones y metas nos ganan por años luz, me viene a la mente el gran autor contracultural Israel Landeros, los de la Fea Internacional, que son otra tradición paralela que en Cuauhtémoc se ha vinculado con nosotros. Y no se diga de los Marquesitos que desde la Udem están cultivando- gracias a Julio Mejía III- toda una escuela poética (de ésta ya escribiré luego). El apoyo del poeta Guillermo Jaramillo, periodista que ha sido el primero en mostrar un interés de prensa por nuestro movimiento.

Luego, tanto lo semi e institucional como lo independiente; hablemos por ejemplo de Escritores en su tinta / Pájaros en el Alambre, hablemos de los ciclos de Lectura de CONARTE, mencionemos  a Margarito Cuéllar, a Felipe Montes; a Antonio Ramos Revillas y Orfa Alarcón, mencionemos a Laura Fernández y al grupo An.Alfa.Beta, Carlos Lejaim Gómez, Alejandro Vázquez Ortiz y Frank Blanco. Mencionemos a Alejandro Baca. Mencionemos a Bernardo Vázquez y a Oziel González que con Kátharsis XXI han sido un parteaguas. El apoyo de Rafael Cárdenas A. de Editorial Poetazos.  El apoyo de poetas como Armando Alanís Pulido, a Arcadio Leos, a Minerva Margarita y a José Javier Villarreal, a José Eugenio Sánchez, a Xavi Bortoni, Rodrigo Guajardo, a Carlos Calles, a Patricia Laurent, el etc. sigue.

 

Radiografía: revalorando a esta generación:

Autor: -¿Quiénes han sido los maestros clave, tanto tutores como autores, de tu formación literaria? ¿Cuál fue el último libro que leíste? ¿Qué proyecto tienes previsto para el 2016?
IMG_20151128_202441 Bruno Javier Minerva Margarita Villarreal, Alicia Reyes y Luis Aguilar.  “La ebriedad de Dios” de Luis Armenta Malpica Y “La peor señora del mundo” de Francisco Hinojosa  Un proyecto estudios sobre la poética de Pink Floyd y mi tesis de la poesía como refuerzo de las inteligencias múltiples en el aprendizaje autodidacta.
IMG_20151128_204748 Cuauhtémoc Zamudio III Juan Rulfo, Miguel Cervantes Saavedra Martin Scorsese. “Vigilar y castigar” de Michel Foucault. Crear el cortometraje “Fusca”.
IMG_20151128_200606 Jesús de la Garza Minerva Margarita Villarreal y Carmen Avendaño (más la segunda que la primera); Y lecturas formativas son Abigael Bohórquez, los surrealistas franceses, principalmente Breton, y William S. Burroughs. “Diccionario jázaro” de Milorad Paviç. Publicar mi primer poemario.
IMG_20151128_203551 Juan Manuel Zermeño Alberto Caeiro, José Eugenio Sánchez, Nérvinson Machado. “Sobrevida” de Ida Vitale. Iniciar un proyecto de fomento al libro y la lectura en la UANL.
IMG_20151128_205617 Julio Mejía III Soledad Mora y Leticia Figueroa ; Francisco de Quevedo, Sor Juana Inés de la Cruz, José Eugenio Sánchez y Luis Felipe Fabre. En universidad, Julieta Leo, Víctor Santana, y supongo que Arcadio y Margarito (aunque el último no jugó ningún papel en mi formación como lector o escritor) “Todos los días atrás” de Antonio Ramos Revillas Terminar un primer libro/antología personal que se titulará, tentativamente, “Tornamesa”. Y ojalá la publicación. Con la UANL estaría de pelos.
IMG_20151128_204126 Merari Lugo Ocaña Wislawa Szymborska, Inger Christensen, Fernando Pessoa, Sharon Olds y en lo reciente Antonio Gamoneda y Abigael Bohórquez. En cuanto a lo real, una tía abuela bibliotecaria que murió en el anonimato me enseñó más de la mitad de lo que sé y me leía la poesía de Borges, de Paz, Sor Juana y Enriqueta de Parodi (poeta sonorense). El año pasado Chuy y Javi me ayudaron a aterrizar muchas cosas. Sobre el poder y la ideología de Chomsky. Cerrar ciclo de poemario (y dependiendo el resultado ver qué hago con él) de aquí a febrero. Terminar medicina en junio y encaminarme a psiquiatría. Probablemente comience filosofía a distancia en agosto (está por verse).
Míkel F. Deltoya Yo no sería yo sin lecturas y consejos de Francisco Ortega Palomares, Nérvinson Machado, Miguel Ángel Chávez, López Landó, Jorge Humberto Chávez, Mario Lugo, Jaime Villarreal y Víctor Barrera Enderle; sin haber descubierto a César Vallejo o a José Lezama Lima.

Y sin las múltiples lecturas a narradores como Jesús Gardea, Luis Humberto Crosthwaite, Daniel Sada, Élmer Mendoza, Luis Felipe Lomelí, César Silva Márquez.

 

“La balada de los arcos dorados” de César Silva Márquez y estoy a punto de empezar “El libro de los despojos” de Benjamín Alire Sáenz. Muy pronto publicaré en Querétaro un libro de cuentos titulado “Trivium fronterizo”

También tengo un proyecto de cortometraje y dos libros de poemas en proceso. Espero que en 2016, además, se publique mi primer poemario.

IMG_20151128_210637 Olga Carrizales Dr. Juan Antonio Doncel de la Colina, Dr. Manuel Yarto, Julio Mejía III; Jorge Cantú de la Garza. “El complot mongol” de Rafael Bernal Terminar el poemario de “The Barbie poems”.
IMG_20151128_195814 Pedro Martínez Ernesto Cardenal, Jaime Sabines, Mario Benedetti, Federico Garcia Lorca, Drummond de Andrade y, Roque Daltón. “La silla del águila” de Carlos Fuentes. Ingresar a Letras.
IMG_20151128_200122 Priscila Palomares Felipe Montes y Julio Mejía III; Antonin Artaud, César Vallejo, Xavier Villaurrutia y Guillermo Fadanelli. “La naranja mecánica” de A. Burgess, y “Los últimos hijos” de Antonio Ramos Revillas. Una novela, “Champú”

Newcomer:

IMG_20151128_202103 Jorge Guzmán Mi poesía se fue confeccionando a través de la lectura de novela y ensayo. No hay autores clave, mas bien es una indagación profunda en la poética según su auge a temporalidad. El último libro que leí fue El héroe discreto de Vargas Llosa. no pienso mover tanto la pluma; a través de la obligación y prioridad -aunque también el desequilibrio físico, mental- pienso que puede surgir algo gustoso próximamente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s