Autor: Míkel F. Deltoya

Poeta norteño-fronterizo. Rock-cumbiero. Literato from the Chihuahuan desert. Twitter: @Mikelfdeltoya Ciudad Juárez, 1991. Poeta, narrador y reseñista. Egresado de Letras Mexicanas por la UANL. Su obra aparece en revistas como Deslinde, Paso del Río Grande del Norte, Levadura, La Rabia del Axolotl y Kátharsis XXI. Ha publicado “Ciudad enteramente construida” (Poetazos, 2015) y “Trivium fronterizo” (Chimichurri, eds. 2016). Fue becario del Festival Interfazz-ISSSTE Norte-centro 2015. Delegado de Monterrey ante la Red de Estudiantes de Literatura (Rednell) 2013-2015. Radica en Monterrey desde el 2011.

Crónica de un rechazo anunciado

Memorias del Zapallo

Ayer me rechazaron un poema para una revista (no importa cuando leas esto, siempre será actual).

Esto es normal. Creo que soy un escritor eternamente en la friendzone divulgativa. No me importa mucho. Un poeta, o lo que quede de ello, no necesita publicar para hacer poesía. Tampoco necesita hacer poesía. Una prueba de ello es Nicanor Parra.

El motivo del rechazo fue lo que despertó cierta ansiedad en mí, cierta enfermedad. De esa que te obliga a escribir algo al respecto, para liberar bilis y deyecciones. Parafraseo las palabras y las destaco:

“Esto no es un poema. Usted cortó los versos para que pareciera un poema. Pero en realidad es la idea de un cuento. Una buena idea, pero no es poesía”.

La poesía es otra cosa, siempre: para poetas, para lectores, para mi abuela (requiescat in pace). No niego que quien(es) me escribe(n) esta respuesta tiene(n)…

Ver la entrada original 858 palabras más

Anuncios

El México Roto / por Eleocadio Martínez Silva

Colectivo que integra a investigadores/as de las instituciones de educación superior de Monterrey.

vozes43

La reconstrucción social de México es la gran prioridad debido a la acelerada  degradación social y ambiental que se ha experimentado en los últimos años. En el orden social mexicano en el último cuarto de siglo, a decir de Sergio Zermeño, los rasgos más sobresalientes han sido la creciente inequidad en la distribución de recursos entre la población, la desigualdad de oportunidades, la injusticia y depredación salvaje de la naturaleza (2010: 24).

En este orden social subsisten dos países. El México profundo al que hace referencia Bonfil Batalla y el México Roto producto de las migraciones a las ciudades: este México es el  90 por ciento de la población que habita en las grandes metrópolis. En éstas la destrucción de lo social se ha acelerado exponencialmente debido a la concentración de renta y poder que ha derivado en  pobreza y exclusión (Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad, ONU…

Ver la entrada original 509 palabras más

Un mapa de la ciudad para encontrarse

La Estantería

Fuera-de-Temporada-..-1Fuera de temporada
Adelmar Ramírez
Bagatela Press
Estados Unidos, 2017

Por Mijail Lamas

Fuera de temporada, de Adelmar Ramírez se inscribe en la tradición de la llamada poesía documental, que en la tradición poética de México ha sido poco estudiada desde sus procedimientos, así como desde sus antecedentes.

Este tipo de poesía, afirma el poeta norteamericano Ed Sanders, parte a grandes rasgos de los siguientes puntos programáticos que la distinguen: 1)Descripción de la realidad histórica, 2) versos de belleza lírica pueden provenir de un conjunto de datos, 3) la poesía investigativa (o documental)  está libre de capitalismos y totalitarismos por lo que se inscribe dentro del ámbito del poema social y, finalmente, 4) la poesía documental puede echar mano de todas las habilidades poéticas, metros y métodos de las últimas 5 o 6 generaciones.

Resumiendo, más que una poesía híbrida, como le gustaría a Cole Swensen, la poesía documental…

Ver la entrada original 652 palabras más

Dalí en los Herrajeros

Cuando se habla de literatura juarense uno de los primeros nombres que se menciona es el de Miguel Ángel Chávez Díaz de León, quien además de haber publicado poesía y recientemente una novela, también incursionó en la crónica literaria. En Road to Ciudad Juárez: crónicas y relatos de frontera, compilado por Antonio Moreno, puede leerse un ejemplo de lo último: un texto que raya entre la crónica urbana y el relato breve. “Salvador Dalí en Ciudad Juárez” nos cuenta cómo su narrador, fascinado por la obra del surrealista español, encuentra un par de litografías auténticas a un elevado costo en uno de los escenarios más pintorescos de la ciudad: los Herrajeros. Si bien la voz habla del caminante que recorre grandes distancias con el afán de conseguir un objeto deseado, máquinas de escribir en su caso, resulta más interesante que toque un tema tan extraño como lo es…

Ver la entrada original 434 palabras más

Trivium Fronterizo – Míkel F. Deltoya

triviumMíkel F. Deltoya – Trivium Fronterizo (Descarga)

Aquí mi pequeño librito de cuentos. Comentario liminar de Berenice Zavala Salazar. Editado por Chimichurri Eds., en Querétaro. Tres cuentos y un bonus track.

En Juaritos literario, un comentario respecto a uno de los cuentos acá: Chamizal: mil días de campo y uno que otro fantasma.

Chamizal: mil días de campo y uno que otro fantasma

Gracias a Armando Góngora por este texto sobre uno de mis cuentos.

“Al que tiene mujer hermosa, / o castillo en frontera, / o viña en carretera, / nunca le falta guerra”. Este es el refrán popular que abre el cuentario Trivium fronterizo, escrito por Míkel F. Deltoya y publicado por la Editorial Chimichurri en 2016. El primer cuento (y en el que me centraré) se titula simplemente “Chamizal”. Al escuchar (o en este caso, leer) este nombre, no pude evitar pensar en días de campo con toda la familia: niños jugando, perros corriendo, pero no es de eso de lo que trata este cuento. El protagonista es un sujeto sin nombre que no nos habla a nosotros sino a su amada Griselda. De inmediato nos damos cuenta de la realidad: él está muerto. Le dice a “Griseldita” que deambula por las calles de la ciudad y que la observa mientras tiene sexo con otros hombres. Le cuenta también del día…

Ver la entrada original 452 palabras más

Juárez es the number one

El atinado ojo lector de Antonio Rubio, con una buena aproximación alrededor de Juanga y Juárez.

I. No hay día que no se hable de Juan Gabriel en los programas de chisme que ve mi mamádesde que el 28 de agosto se anunció la noticia de su muerte. Antes dedicábamos las mañanas a la contemplación de sus videos gracias al descubrimiento de youtube. Y antes, cuando estaba preparándome para ir a la secundaria, ese lugar en el tiempo (el de mis recuerdos) era ocupado por los discos, los mismos discos: Chente, José Alfredo, Juanga… No fue sino hasta superar mi etapa de wanna be a rock n roll star cuando estas canciones que escuchaba desde la cotidianeidad del que oye como quien oye llover empezaron a comunicarme algo: versos que sin saberlo conocía, melodías que tarareaba por accidente… De ahí que el 28 de agosto del año pasado haya pronunciado sin arrepentimiento que una parte de Ciudad Juárez haya muerto junto con Juan Gabriel. No sé…

Ver la entrada original 746 palabras más

Querétaro blues – Míkel F. Deltoya

Querétaro blues

I

De hoy, en un año,
te vas a casar.
Yo no veré tu rostro,
ni los encajes,
sólo tu mano y su mano
entrelazadas.

II

Tubulares de nubes
arremedarán los cielos,
el cántico del cerro
a las callejas obligará a regurgitar.

Nuestros fantasmas
sentados en esa banca
serán inmunes al paso del tiempo
pues de hoy, en un año,
te vas a casar.

 

III

Lágrimas de tamarindo
brotarán desde tus ojos,
y luego los invasores
pudrirán el tejabán…

paredes enyesadas,
casas nuevas extendiéndose a lo largo de la periferia,
ciudades que se unen a ciudades que se unen a pueblos olvidados.

Callemos un momento,

¡shhh!

guardemos luto
mientras la mancha urbana
arrasa terrenos vírgenes
para que tú te salves de la peste.

¿cuántas aldeas deberán perecer
ante el súbito dedo de Dios
para que tú seas salva?
Dime, cuéntame, revélame.

 

IV

Y no lo sé,
pero me imagino que en tu boda
cargarás un velo barroco;
tendrá apéndices de luz,
centellas, telas preciosas de medio oriente.

Usarás un dije de oro,
prenda que guardarás junto con tus más sagradas
reliquias. Usarás el vestido de tu madre, o tu abuela,
da lo mismo,

y una vez que Dios vincule;
ni el hombre,
ni el desertor,
ni el desierto,
impedirán su beso fulminante sobre mi tórax.

Te unirás con Dios y con él
de la manera correcta,
y sonarán trompetas,
no sé qué música,
pero ni blues, ni sax,
y apenas en fragmentos de un segundo
olvidarás la vida que nos quitamos.
Temerás la noche en que entregues tu cuerpo,
aunque Dios dijo que no temieras,
sudarás frío…

Ay, ojalá la rabia que él tiene en la suela de su zapato
nunca entre a tu morada.

V

Y no veré tu rostro,
lo dije,
ni el de él.
En cambio sí veré dos borrones,
y en la cuenca de sus ojos
estática de un televisor.

 

VI

Nuestro Dios no es el mismo
¡Jamás!
Ni bondadoso, ni ameno,
ni dicha, ni plenitud, ni omnipotencia;
siempre  vivimos en dualidad, en falsa dicha,
en una constante pugna del bien y el silencio.

El Dios, mío, no definirá nada,
ni lo escribirá, no le interesa, ni quiere.
Sus señales habrán sido espejismos, pruebas,
aliento del muerto en un espejo,
su mejor experimento social.

La culpa de la omisión, la garganta, los ojos pálidos.

Yo estaré contento, tú no.
Tú resucitarás, yo no.

 

Dancing on corpses’ ashes

Un personaje-tipo en la literatura es el equivalente a un estereotipo social; es decir, una representación mental de un conjunto de características de uno o varios individuos que pertenecen a grupos específicos. Son repositorios de información lista para ser activada desde la enunciación o escritura de su apelativo que hace de una cualidad o adjetivo una etiqueta parecida al nombre propio. El Héroe, el Mago o Hechicero y la Dama en apuros son solo unos cuantos ítems de una larga, pero limitada, lista. Cuando el lector identifica a una de estas figuras, ancladas a modelos estables y comportamientos previamente delineados, espera que haya cierta novedad que las guíe hacia la diferencia y que genere tensión entre lo establecido y su voltereta, entre la denuncia y la promoción, entre la crítica y la afrenta, entre el retrato de costumbres de una determinada localidad y su tradición escrita. ¿Serán las Muertas de…

Ver la entrada original 742 palabras más

Hoja de papel / El ausente – Míkel F. Deltoya

sam_0050-copia

Hoja de papel  (2010)

Quisiera ser un punto y aparte,
dar final a una idea y apartar el amarte,

Ser una coma profunda y bien situada,
para dar pausa a tus días y detener tu mirada,

quiero que seas mis acentos,
para que en cada palabra, entones mis sentimientos.

Caminar los dos en letras,
en mundos sentirnos vivos,
Y dejar nuestras palabras
entre puntos suspensivos.

Quiero que seas mis poemas
y quiero ser tu escritor
que te adentres en mis venas,
que transcribas mi dolor.

Deseo mis versos te pongan eufórica,
que seas mis letras y su piel.
Vivir los dos en la retórica
que seas mi hoja de papel.

Quiero que estemos juntos,
juntos por siempre tú y yo
como Jean Paul Sartre
y Simone de Beauvoir

Que en nuestra historia no exista
nunca ni el bien ni el mal,
que la palabra resista
que no haya punto final

El ausente (hoja de papel II)  (2012)

 “Estoy más cómodo en tu cuerpo que en el mío.”
José Eugenio Sánchez

Punto, coma, comámonos.
Prosa, roza, rocémonos;
mi guión, tu paréntesis,
Mi hallazgo baldío,
tu génesis denso,
…nuestro desvarío.

Beso, verso, besémonos.
Me corro, me corriges: corrijámonos.
Te ensayo, me soslayas: subrayémonos

Eres libro, abro el lomo… ¡te tomo!
ya no escucho, recito: ah, que te necesito.
Mujer, no te encuentro, no he de hallarte más que en verba;
Eterno plenilunio de palabras que el intelecto acerva.

Mi refugio parrafal, mi cenit, mi serpentina,
mujer de letra y hueso, de carne y verso, de tilde en ruina.

Tu corazón en mi ausencia es grave,
Mi recuerdo se agudiza…
vuelve a mí, mujer-prosa… sinalefa y sin prisa.

 

(Este texto se terminó de imprimir
un día sábado cualquiera,
en tu espalda)